imorosity
blog

El crédito rápido tiene trampa

Los créditos rápidos también conocidos como microcréditos son muy tentadores aunque hay que tener cuidado con ellos.

credito rápido

Seguro que has visto en muchas ocasiones anuncios en internet o en los medios de comunicación. En los que diversas entidades que de manera atractiva te ofrecen la posibilidad de contratar un crédito rápido o microcrédito.

 

Es muy sencillo tramitarlos y muy tentadores para cualquier consumidor. Debido a que te ofrecen la posibilidad de contar con una cantidad de dinero de manera muy rápida, normalmente rellenando un cuestionario o llamando por teléfono.

 

El sistema de los créditos rápidos atrae a muchos consumidores por la facilidad con que se conceden:

  • No te van a pedir documentación alguna.
  • Solo comprueban que no figures en un fichero de morosos.
  • En cuanto firmas el contrato recibes el dinero en tu cuenta.

Lo vas a devolver pagando cada mes una serie de cuotas durante un tiempo determinado.

En definitiva, parece fácil, y una opción aparentemente perfecta en la que caen muchos consumidores que tienen prisas por disponer de dinero, o se encuentran en un apuro económico y necesitan liquidez inmediata.

Sin embargo, los créditos rápidos tienen muchos inconvenientes, principalmente que pueden provocar que te endeudes de manera excesiva por importes muy pequeños, por lo que se consideran usuarios.

La trampa de los créditos rápidos

En ILM abogados, como expertos en derechos de los consumidores, recomendamos pensar muy bien el contratar un crédito rápido o microcrédito. Debería ser siempre la última opción, siendo preferible siempre que acudas a tu banco a pedir un préstamo.

 

¿Cuáles son sus trampas?

  • Los intereses abusivos: los tipos de interés de los microcréditos son elevadísimos, oscilando entre el 30 y el 50%, cuando el tipo medio está en torno al 10%. Por tanto, tienen la condición de usureros al aplicar un interés muy superior al normal del dinero. Sin embargo, muchos afectados que contratan un crédito rápido deciden no acudir a los Tribunales al tratarse de préstamos con cuantías bajas.

 

  • Cuidado con la letra pequeña: este tipo de créditos se caracterizan por su falta de transparencia y su poca claridad.  Incluso en alguno de ellos solo las condiciones figuran en la web donde se anuncian.  Es fundamental que analices el contrato o lo pidas a alguien que entienda de esta materia, y exijas que te faciliten todas las condiciones del préstamo antes de firmar nada.

 

  • El peligro de las penalizaciones en caso de impago:si no cumples los plazos de devolución del crédito, seguramente tendrás una penalización muy por encima de lo normal, con intereses superiores al 50%, lo que te puede llevar a seguir incrementando la deuda y a una situación de endeudamiento de la que es muy difícil salir. Exige conocer bien las condiciones para el caso de impago.

 

  • Ten cuidado si te piden un aval: muchos de estos créditos rápidos esconden en su contrato la exigencia de un aval, requiriendo muchas veces que pongas como garantía tu coche o tu vivienda. Son varios los casos que se han dado de afectados por los microcréditos que han llegado a perder sus propiedades por uno de estos créditos incluso de cuantías pequeñas.

 

La trampa de los plazos reducidos: otra característica de este tipo de producto es que los tiempos de devolución son muy cortos, incluso de menos de 45 días en algunos casos. Debes tenerlo en cuenta porque si no vas a poder pagarlos, las penalizaciones son muy elevadas.

Otras personas como tú también han leído…