www.ilmabogados.es
imorosity
blog

¿Cómo saber si mi tarjeta es revolving?

Son muchos los consumidores que desconocen los riesgos asociados al uso de este tipo de tarjetas como instrumentos de pago. En este artículo te damos 5 claves para saber si tu tarjeta de crédito es revolving.

Tarjetas revolving

“¿Cómo saber si mi tarjeta es revolving?, “¿Es igual que una tarjeta de crédito normal?” son algunas de las preguntas que se hacen nuestros clientes antes de saber que son víctimas del caso de las tarjetas revolving.

Son muchos los consumidores que desconocen los riesgos asociados al uso de las tarjetas revolving como instrumentos de pago.

La mayoría de los afectados desconocía las consecuencias de su utilización antes de contratar el crédito revolving.

Si tienes dudas de poseer una de estas tarjetas, en este artículo te damos 5 claves para saber si tu tarjeta de crédito es revolving.

Antes de nada, ¿sabes cuáles son las diferencias de una tarjeta de crédito y una tarjeta revolving? Te lo contamos.

 

¿Qué son las tarjetas revolving?

Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito y, ¿qué tienen en común ambos tipos de tarjetas?

Básicamente, que ambas (tarjetas revolving y tarjetas de crédito tradicionales) son medios de pago que utilizamos para aplazar las compras que hagamos con ellas.

Una tarjeta revolving te permite comprar aunque no tengas dinero en la cuenta porque te lo presta. En definitiva, su funcionamiento es como el de un crédito de las entidades bancarias.

De este modo, el usuario de la tarjeta puede ir realizando el pago de sus compras en cómodos plazos.

 

Cómo saber si mi tarjeta es revolving

Si una tarjeta revolving es una tarjeta de crédito, ¿cuál es entonces la diferencia entre ellas?

En esencia, la diferencia se encuentra en el funcionamiento de cada una, y esto es lo que debes tener en cuenta para distinguirlas:

Funciona como un préstamo personal

Lo primero que tienes que tener en cuenta para dar respuesta a cómo saber si mi tarjeta es revolving, es que funcionan como un préstamo personal, más que como una tarjeta de crédito tradicional. Es decir, es un crédito al consumo instrumentado a través de la misma.

Pago a plazos con cuotas fijas

Las tarjetas de crédito de toda la vida, se caracterizan porque el saldo derivado de la utilización de la misma se carga normalmente a final de mes en la cuenta vinculada, y no suelen cobrarse intereses a su titular por ese aplazamiento de pago.

Sin embargo, cuando utilizas una tarjeta revolving pagas a plazos con una cuota mensual, y la deuda se renueva todos los meses porque, aunque vayas realizando pagos mensuales la deuda sigue aumentando, principalmente por los intereses, gastos y comisiones que te impone el banco.

Dicho de otra forma, tú eliges la cuota que quieres pagar, que puede ser pagar una cantidad fija al mes, con una cuota mínima de un 3%, o pagar un porcentaje de la deuda que tengas pendiente.

Tipo de interés TAE superior al 20%

El uso de la tarjeta de crédito tradicional no devenga intereses, mientras que en la tarjeta revolving los intereses son muy elevados, en muchos casos superiores al 20% TAE, y, por tanto, se consideran intereses abusivos.

La deuda se alarga en el tiempo

A diferencia de la tarjeta de crédito tradicional, cuando utilizas la tarjeta revolving se alarga mucho más el tiempo de pago de tu deuda, porque ésta varía mensualmente por los cargos que cada mes hagas con la misma, y por los intereses y gastos que te van a ir cargando cada mes.

Cuanto menor sea la cuota mensual que pagues, más te vas a endeudar, y aunque pagues todos los meses la misma cantidad, tu deuda va a seguir creciendo, hasta el punto que puede llegar un momento en el que te encuentres en una situación de
endeudamiento permanente.

Falta de Transparencia

Por último, tu entidad financiera no está obligada a darte información sobre hasta qué punto está creciendo la deuda que tienes pendiente de abonar utilizando tu tarjeta revolving, y tampoco pueden facilitarte un cuadro previo de amortización, como, por ejemplo, cuando contratas un préstamo, porque el importe de las cuotas mes a mes varían, la igual que los intereses, las comisiones o los gastos que te carga el banco.

Es importante que tengas en cuenta que las tarjetas revolving también permiten que devuelvas la totalidad del crédito a mes vencido, y en este supuesto estarían funcionando como una tarjeta de crédito tradicional, pero como si utilizas esta forma de pago no van a devengarse intereses, el banco rara vez te va a informar de esta opción, porque su negocio está en el cobro de los intereses abusivos asociados a su utilización.

Ahora ya conoces las claves sobre cómo saber si mi tarjeta es revolving. En caso de que tengas una tarjeta de crédito que cumpla con estas características seguramente se trate de una tarjeta revolving.

En primer lugar, te recomendamos que compruebes el contrato de tu tarjeta. Allí podrás comprobar si estás pagando más de un 20% de intereses, notablemente superiores a los de una tarjeta de crédito al uso. En ese caso, tu tarjeta es revolving y debes reclamarlo judicialmente para anularla y reclamar por ella.

 

Reclamar Tarjeta Revolving

Si eres un afectado de las tarjetas revolving puedes reclamar judicialmente para su nulidad.

Para ello, necesitas buscar un abogado especialista en derecho de los consumidores que estudie tu caso y te asesore sobre cómo proceder para reclamar la nulidad del préstamo y la devolución de los intereses por abusivos.

El proceso comienza con una reclamación extrajudicial a las entidades financieras, y si no contesta en un plazo de dos meses o desestima tu reclamación, hacerla mediante demanda judicial, reclamando al banco que te devuelva la diferencia entre lo que has abonado y la cantidad inicial que te prestó, más intereses legales.

 

Abogados especialistas en tarjetas revolving

ILM abogados es un despacho especialista desde hace más de 11 años en la defensa de los derechos del consumidor y experto en reclamaciones por tarjetas revolving.

Ayudamos a los perjudicados por este tipo de préstamos, considerados usurarios por nuestros Tribunales, a conseguir su declaración de nulidad.

La sentencia del Tribunal Supremo del 25 de noviembre de 2015, declaró nula una tarjeta revolving al considerar usurero el interés aplicado, amparándose en la Ley de Represión de la Usura de 1908, lo que obliga a la entidad financiera a devolver al afectado los intereses, comisiones y demás gastos que hayan pagado asociados a esa tarjeta.

Esta sentencia ha permitido a muchos perjudicados reclamar con garantías en los Tribunales, y conseguir la anulación de estos préstamos por abusivos. Nosotros te ayudaremos si te preguntas cómo saber si mi tarjeta es revolving y reclamaremos por ella.

Si eres un afectado por las tarjetas revolving, no te preocupes. Con la ayuda de ILM Abogados puedes recuperar el dinero perdido gracias a un buen asesoramiento legal. Contacta con nosotros y valoraremos tu caso mediante una consulta gratuita y sin compromiso.

Otras personas como tú también han leído…